Wednesday, 20 June 2018

N NFL

Cero simpatías...

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Aaron Hernández se suicida y logra su cometido al asegurar puesto de honor dentro de los malditos

Por René Romano

LOS ANGELES, EE.UU.—  Marcial lo expuso de la mejor forma posible, por lo menos para el caso particular del ahora difunto, Aaron Hernández: “Yo considero muy desgraciado a aquel a quien ninguna persona es de su agrado.” 

Y lo fue, lo es y lo seguirá siendo, aún sin vida. Sí, no tengo simpatía alguna para el hombre. Es un tipo muy desgraciado.

Encontrado colgado de una ventana, con una sábana al cuello fue el final de un monstruo que le quitó la vida a varias personas, sin tocarse el alma o ponerse a pensar, que como su hija, eran hijos, hermanos pero sobre todo, seres humanos cuyas familias ahora tiene el pobre consuelo de que el monstruo que le quitó la vida a sus familiares, también se quedó sin la suya. Se llevó cuatro en total.

¿Justicia divina? No, para nada.

Luego de conocer el veredicto una semana anterior, en la cual lo ‘libraron’ de cualquier culpabilidad por las muertes de otras dos personas, muy a su estilo pícaro y manipulador, decidió de forma cobarde herir a los suyos.

Sí, se libró de cualquier cargo luego de asesinar a Daniel de Abreu y Safiro Furtado un 16 de Julio de 2012.

Unos dirán que fue en beneficio de su hija -- ¡Hay, que héroe! --- pues al morirse, y estar apelando el veredicto por el asesinato a sangre fría de Odin Lloyd a menos de una milla de distancia de su hogar, quedaría ‘ante la luz pública y las cortes de Estados Unidos”, como un hombre inocente, de paso dejándole a su única hija, un saldo aproximado de 6 millones de dólares (por la vía legal), que es lo que le adeudarían los Patriots de la NFL, por ‘garantías’ de aquel famoso contrato de 40 millones firmado en 2013. 

FIEL A SU ESTILO

Pero no crea que se fue tranquilo. Se fue muy intoxicado, confundido y lleno de culpabilidad y remordimiento. Quizás incluso, alucinando pues antes de colgarse, según reportes, había fumado marijuana sintética, misma que lo habría ‘vuelto loco’ e inspirado a pintarse la frente ---con un marcador color ‘rojo sangre’---  la cita del versículo de Juan 3:16 en y falsas heridas en sus manos y pies, simulando una especie de estigma, del cual padecen, cuentan, algunas personas -- con las brutales llagas de Jesús.

Señales o marcas inexplicables en el cuerpo similares a las heridas de Cristo. Algo que dicen, viene ocurriendo desde hace siglos. Pero que, en el caso de Aaron, aseguramos no tenían legitimidad alguna.

Mas parece fue locura. La peda, la onda en la que andaba.

Todo dentro de un lugar donde continuó con sus acostumbradas peleas, adquisición de tatuajes, y coqueteos con el sexo femenino, pues contaba con un enorme número de ‘amigas o pen pals’ del otro lado de las barras.

Murió un hombre inocente dicen. ¿No me cree? En las últimas dácadas se ha hecho muy popular el morir al pelear una convicción.

Ejemplos sobran.

UN PADRE Y SALVI…

De hecho, en 2003, el otrora padre católico-romano, John Geoghan, una figura clave en el caso de abuso sexual a menores de la archidiócesis bostoniana, fue asesinado a golpe limpio en su celda y quedó libre de todo pecado pues apelaba su convicción.

En 1994, John Salvi, un hombre acusado y luego convicto de asesinar a dos trabajadores de una clínica de abortos (hiriendo de paso a otros cinco) también gozó de dichos privilegios, al matarse en su celda en una prisión.

Todo gracias a una ‘practica’ llamada “abatement ab initio,” o “desde el inicio.”  Una ‘ley aborrecible’ que dice que es injusto para ‘la defensa’ o sus sobrevivientes ser tachados ‘de asesinos’ antes de poder limpiar ‘su buen nombre’ en una apelación por aquello de los errores o falsas acusaciones. 

Algo difícil de entender, pero que existe y libra a monstruos como Aaron Hernández, ‘irse libres de pecado’. 

Porque tanto amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, para que todo el que cree en él no se pierda, sino que tenga vida eterna, reza Juan 3:16.

Algo que definitivamente no aplica a un asesino como Hernández, que hoy está más cerca de quien realmente es su verdadero dios.

John Katzenbach lo resume de la mejor forma posible, y pensamiento con el que me retiro en esta ocasión: Aaron esperaba, no sin cierto orgullo, ocupar un puesto de honor entre los malditos.

Y ya está allí. Por fin logró su real cometido.

Los dejo. Hasta la próxima.

¿Quién es el mejor futbolista del mundo?

 

@LaVoxDeportiva

La Vox Deportiva Triunfo de los lusos #POR por la mínima sobre Marruecos #MAR que se va a casa eliminado. Falta en el gol de Portuga… https://t.co/jCTWnPwdi1
La Vox Deportiva Triunfo de los lusos #POR por la mínima sobre Marruecos #MAR que se va a casa eliminado. Falta en el gol de Portuga… https://t.co/y4p1NgqXoY
La Vox Deportiva @LaVoxDeportiva @LA_Sparks #All4LA #VamosSparks #LASparks vs #IndianaFever @IndianaFever #CandaceParker… https://t.co/7NPWu0rYsj
La Vox Deportiva @LaVoxDeportiva @LA_Sparks #All4LA #VamosSparks #LASparks vs #IndianaFever @IndianaFever #CandaceParker… https://t.co/8jDFTxP4R8