Sunday, 23 September 2018

F Fútbol

'A sacar el pecho'

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Messi anhela ser campeón del Mundo en Rusia, pero primero debe sacudirse a los fantasmas que siempre lo espantan en Finales

Por René Romano

LOS ÁNGELES, EE.UU.— Lionel Messi ha sido duramente criticado a escala selección por aquellos que le odian, le envidian, pero igualmente, por aquellos que le admiran.

Algunas veces con razón, y otras, sin fundamento alguno, pues en este mundo, no hay nada dentro de lo alcanzable, que se pueda hacer en cuanto la gente envidiosa, mezquina y aquella que camina con agendas oscuras. 

Unos lo odian por ser argentino. Otros, por ser jugador del FC Barcelona, mientras algunos otros, los verdaderos conocedores del deporte y amantes del fútbol lo quieren por eso: por ser un sobrenatural sobre cualquier césped. Algo que, les duele a algunos, pues a ese enano que tanto critican, no le cuesta, le sale todo natural.

¡ES DE GRATIS!

Un sobrenatural que no tiene la culpa entera de los males de su selección. Un sobrenatural que no tiene la culpa de las fallas o fracasos del FC Barcelona. Un sobrenatural que, debe depender de otros 10 para hacer su labor.

Y mientras algunos dirán que Diego Maradona la ponía aquí y allá, y daba la vuelta con todos cuando quería, la realidad es que nunca jugó solo. ¿O miento? 

Esa selección de 1986 esta copada de talento. Como la de 1990 cuando fallaron de ‘la mano del Diego’, tal y como ganaron con él en México 86’. A veces se dan las cosas y a veces no. Esto es así.

Lo de Messi es normal. Le envidian los que no lo quieren. Le envidian sus rivales directos y sin razón o fundamento pues a pesar de tener cola que le pisen —los raros negocios que realiza su señor padre— es humilde dentro, como fuera de la cancha.

Es más, en ese aspecto, sí le diría que es ‘huevos tibios’. Pero no en una cancha de fútbol. Eso jamás. Pecaría de mezquino, envidioso y de cobarde como los que le odian sin fundamento, pues nunca lo han conocido, algo de lo que yo sí, me puedo jactar.

Y mientras no estoy de acuerdo con la labia y lengua venenosa de sus ‘haters’, si estoy de acuerdo en que debe sacudirse de los fantasmas que lo han espantado en tres finales consecutivas con la albiceleste y de la mala fama que tiene de mover y poner jugadores a su antojo. En eso, si estamos de acuerdo.

PASOS EN FALSO

Una final en un Mundial ante Alemania. La siempre odiada Alemania por los argentinos que, les ganó cuando ya se expiraba el tiempo. De forma agónica. De forma mortal. De forma letal.

Y luego otras dos, a escala continental ante una selección de Chile que ni llegó al Mundial fueron las detonantes de un ‘pecho frío’.

Finales ante los chilenos, decididas en tandas de penal que pudieron haber tenido otro rumbo, “Si Messi no hubiese sido un pecho frío”, ¿Así es la cantaleta, o no haters? ¿La repetitiva de siempre? ¿Su recurso para crucificar a alguien por los males de una selección entera o por su envidia y mezquindad?

Claro, los entiendo. El odio es ciego.

Empero, digan lo que digan, y le pese a quien le pese, él, junto a Cristiano Ronaldo, son lo mejor del momento y jugadores que todos se mueren por ver jugar en vivo. Es aquí donde incluyo a los mezquinos —de ambos bandos, madridistas y culés— y claro, a los envidiosos. 

Ustedes muy bien saben quien son, pues en lugar de estar agradecidos con el fútbol, por darnos a estos dos en la misma generación, compitiendo a tope el uno con el otro, deciden por obstruir el paso y criticar a jugadores que no volverán a nacer en 100 años. 

GARANTÍA TOTAL

Apúntenlo, se los garantizo. En 100 años no salen dos iguales en su mejor momento. Y mientras esperamos esa cita Mundial —algunos con ansias y otros como yo, que simple nos da igual— le recuerdo a todos, incluidos los patéticos envidiosos de siempre que, no es obligación de Messi ganar el Mundial solo con Argentina, sino en conjunto, tal y como lo hizo Mario Kempes (a quien también tengo el gusto de conocer) y Diego Armando Maradona.

Tampoco espere que lo gane la Portugal de Cristiano Ronaldo, pues es un juego en conjunto, por lo que pedirle un Mundial a Messi, solo, o a CR7, es una falta de ética (para los que hacemos esto profesionalmente), de consideración y de conocimiento futbolístico (para los que sabemos no saben nada de este deporte). 

Sí, ustedes saben muy bien quienes son. Simplemente, no saben de fútbol. 

En cierre, mientras Leo intenta sacudirse esos fantasmas que lo vienen espantando en las finales, a escala individual, le recuerdo a todos que, la envidia es una declaración de inferioridad y va tan flaca y amarilla porque muerde y no come.

A ese enano que tantas alegrías les ha dado a los fans de su fútbol les sugiero que lo gocen, como a los seguidores de Cris, porque una cosa si es cierta, y eso es que como este ‘10’ y el puntero izquierdo del Madrid, no salen otros iguales en por lo menos, otros 100 años.

Odiar es un despilfarro del corazón, y el corazón es nuestro mayor tesoro. Recuérdelo.

Los dejo. Hasta la próxima.

¿Quién es el mejor futbolista del mundo?

 

 

 

@LaVoxDeportiva

La Vox Deportiva Arranca la #ChampionsLeague y con ello, el nacimiento de ‘nuevos retos, sueños y metas futbolísticas’; No habrá más… https://t.co/QETcnlEdg4
La Vox Deportiva Menospreciar a los #LARams, es un error que muchos pagarán muy caro dentro de la #NFL; #MelvinGordon demuestra que… https://t.co/JDP71fJrb8
La Vox Deportiva #Zlatan #Ibrahimović consigue su gol número 500 de su carrera en nueva paliza del #LAGalaxy; el @LAFC, lo que le es… https://t.co/lhWrommVUS
La Vox Deportiva RT @Dodgers: 🗣 Shut it down, Kenta! https://t.co/1e2GH8sWLv