Saturday, 19 January 2019

Difícil desprenderse

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

FC Barcelona no está listo para separarse de Neymar, pero tendrían a su reemplazo

Por René Romano

LOS ÁNGELES, EE.UU.— A veces aunque duela, lo más sano es decir adiós. Algo que se le está complicando al FC Barcelona, que en su afán de retener a Neymar— por lo menos una temporada más—  realiza hasta lo imposible por convencerle en quedarse. Cueste lo que cueste.

Y es que la bomba del brasileño filtrando su inminente salida ha desestabilizado todos los planes azulgranas y han obligado a poner en marcha toda la maquinaria de negociación del club que dirige Ernesto Valverde.

Por un lado, la dirección deportiva contempla todos los posibles escenarios sin él dentro del once culé y sus recambios. Por el otro, los hombres fuertes de la institución tratan de convencer a Ney de quedarse en el Camp Nou.

Sin embargo, parece que ya es demasiado tarde.  Neymar está dispuesto a salir inmediatamente rumbo a París y se lo ha dicho claramente a Bartomeu. No quiere volver a vestir la camiseta culé en los amistosos en la gira de pretemporada, pues a ciencia cierta, reconoce que su futuro no está en Barcelona.

Y es que la salida de Neymar al Paris-Saint Germain está provocando un terremoto de gran escala en el futbol europeo.  De hecho, algunos ya lo dan por ser un hecho.   La posibilidad de que el Barça recolecte la cantidad absurda de 220 millones de euros por el futbolista brasileño tiene en estado de pánico al resto de clubes europeos.

Esto debido a que hasta ahora nadie se había atrevido a pagar clausulas tan altas y, además, el club azulgrana se asegurará de llegar a un acuerdo con una gran estrella que puede provocar un gran efecto dominó en el mercado.

LAS OPCIONES

Dentro de las posibilidades que baraja la dirección deportiva catalana, hay que decir, son infinitas.  Con tal cantidad de dinero pueden escoger al jugador que más se adapte a sus necesidades y convencerlo de recalar en el Camp Nou. 

El favorito por la directiva cuenta con la bendición de Leo Messi. Este jugador, al igual que el ‘10’ culé, es argentino y se llama Paulo Dybala. Sin embargo, el oriundo de Laguna Larga tiene contrato con  la ‘Vecchia Signora’ hasta 2022 y ya ha tenido contactos con el Barça.

Otra posibilidad es aquella de Coutinho, quien ha estado en el radar culé desde hace mucho tiempo. El problema con Coutinho, sin embargo,  según informan los medios británicos, es que el Liverpool habría rechazado —hace unos días atrás— una oferta blaugrana de 80 millones de euros por el brasileño.

EL ‘ELEGIDO’

Y mientras Dybala, Coutinho e incluso Verratti se alejan de la realidad culé, uno que cuenta con altas posibilidades de recibir una oferta en las próximas horas y que es del agrado blaugrana es Antoine Griezmann. 

El futbolista francés se ha consagrado como uno de los mejores jugadores del mundo en el Atlético de Madrid y podría seguir el camino de Arda Turan.

Las relaciones entre colchoneros y culés son muy fluidas, por lo que se podría facilitar su salida, claro, con la debida recompensa. El equipo del Manzanares no quiere vender a su estrella, pero no rehusará sentarse a conversar si llega una oferta interesante. Una superior a los 100 millones de euros.

De hecho, Griezmann estuvo a un paso de salir rumbo al Manchester United este mismo verano, pero desistió de dicha posibilidad  al reafirmar su compromiso con el club y el ‘Cholo’ Simeone.

Si es el Atlético quién está dispuesto a venderlo, Griezmann no tendrá problema en salir. Su precio de mercado son 80 millones de euros, por lo que sacarlo del nuevo Wanda Metropolitano, como lo mencionamos anteriormente, tendrá un precio de mínimo 100 millones de euros.

Pase lo que pase al final, la realidad es que el FC Barcelona sigue herido y abatido, pues no está listo para separarse de Neymar, pero como todo en la vida, tendrá que olvidarlo— si es que finalmente se va— superarlo y reemplazarlo.

Insisto, a veces aunque duela, lo más sano es decir adiós.

Los dejo. Hasta la próxima.