Saturday, 19 January 2019

‘El que madruga…’

User Rating: 0 / 5

Star InactiveStar InactiveStar InactiveStar InactiveStar Inactive
 

Lakers necesita realizar un canje bomba por Anthony Davis inmediatamente y agenciarse de los servicios de Carmelo Anthony, y no aferrarse de un grupo de jóvenes que no dará frutos en años

Por Rene Romano

LOS ÁNGELES, EE.UU.— No se les dio lo de Trevor Ariza, ni tampoco —casi lo puedo garantizar— se les dará lo de Kawhi Leonard o lo de Kevin Durant en 2019, y aunque lo quisieran, lo de Klay Thompson tampoco sería una posibilidad, pues lo más probable es que lleguen a jugar al Staples Center, pero con el rival de frente.

Por lo menos los primeros dos.

Es por eso que, los Lakers, hoy más que nunca y tras un 2018 irregular, pues su cierre del acumulado del Torneo 2017-2018 fue triste, más no el inicio del 2018-2019, deben actuar de forma inmediata y ver como madrugan a los demás, dígase Celtics, o quien más esté interesado en Anthony Davis en la agencia libre de 2019, para hacer un trueque por él, aun esto signifique decirle adiós a Kyle Kuzma, Lonzo Ball y/o Brandon Ingram,

¿Sabe por qué? Porque nadie, a excepción de LeBron James es inamovible en ese equipo. De hecho, yo movería aire, mar y tierra por arreglarme por las buenas con los Pelicans por Anthony Davis e iría por Carmelo Anthony aún no sea un favorito mío, y de muchos aficionados de Lakers. Sigue siendo un buen ‘shooter’.

Solo con Anthony Davis, la famosa ‘ceja’, tendrá una verdadera oportunidad Lakers de ganar algo con LeBron, caso contrario, será un contrato de 4 años, llenos de sinsabores y eliminaciones prematuras en los Playoffs. De igual forma, yo en lo personal, vería si Chris Bosch realmente aún puede jugar y con Lamar Odom retornando a la actividad, aún sea en las Filipinas y posteriormente en el Big 3, es un jugador corpulento, cuando está sano, que puede lanzar su mismo cuerpo en contra de otros, y causar daño a la vez que abre espacios.

Vea, estimado lector. Hay una frase centroamericana muy cierta que reza que, a ‘falta de pan, tortilla’. Los Lakers deben hacer algo ahora mismo y no después. Porque como insisto, de no hacer algo drástico, LeBron cumpliría un contrato de 4 años con las manos vacías, algo casi inédito, pues como Elgin Baylor, quedaría en la historia como un gran Laker, pero que se fue con las manos vacías tras vestir ese glorioso púrpura-oro.

Baylor por lo menos recibió un anillo simbólico. LeBron no creo.

ARDIDOS

Otro punto a tomar en cuenta aquí es que, con los Pelicans, que están sumamente dolidos, pues no es lo mismo vivir en New Orleans que en Hollywood.  Y mientras Anthony se va sí o sí en 2019, les conviene decir adiós en paz, y de paso, conseguir algo a cambio. Es decir, ¿Para qué dejar a que sea agente libre para no tener nada a cambio? Un trueque es lo que más les conviene ahora mismo.

Otra cosa es que, en dentro de su enojo e ira, quieren de forma injusta acusar a LeBron James de manoseo como ya lo hicieron otros con Magic Johnson —gente que ni vale la pena mencionar— en dos ocasiones previo a la temporada por simples comentarios hechos sobre su deseo de ver a algunos jugadores vestidos de púrpura-oro.

Algo nefasto, pues en el caso de Lebron, dijo que, ‘jugar con Anthony Davis’ sería algo magnifico, y días después, cenó con Carmelo Anthony, por lo que esperamos, tras una cena con un amigo de por vida, no le intenten acusar de manoseo nuevamente, pues honestamente, la NBA tiene mayores problemas que arreglar, como ese parcial y paupérrimo referato, que favorece a sus consentidos como James Harden y compañía y dañan a los que realmente llegan a jugar básquetbol y no a lucirse con sus ‘clavados.’

COMPRENSIÓN

En cierre, estoy totalmente anuente a que muchos casi se convulsionaron a la idea de Carmelo en Lakers, y mi mención de un Lamar Odom por ejemplo, que está jugando en las Filipinas, ¿Pero quién más? Jimmy Butler está lejos, como lo están Kemba Walker y otros que podrían ayudar en algún momento.  ¿Quizás un Marc Gasol? ¿pero a qué precio? ¿Trueque por Lou Williams? En 2019, valdrá casi lo mismo que una bolsa de cacahuates. Algo tienen que hacer, pero ahora, no mañana ni después.

El tren se les fue con ‘Crossover’, Jamal Crawford, hoy en Phoenix, y por lo visto, se niegan a dialogar con Austin Rivers que pesaría mil veces más que Kentavious Caldwell-Pope, por lo que por la enésima vez le digo a Magic Johnson, ‘Ya basta con la necedad de retener a un grupo de jóvenes que no dará frutos y convertirá a la contratación de LeBron en algo triste e irrelevante, como lo de Elgin Baylor, y que finalizará —si sigue Johnson con sus necedades—su carrera con un grupo de muchachos, que honestamente, no están a la altura de la gloriosa vestimenta de los Lakers de L.A. No ahora, ni mañana. Quizás en 4 años.

El que madruga, Magic, Dios lo ayuda. ¡Piénsalo, no es tan complicado el asunto!

Con Davis y Carmelo, están para cosas grandes. Con Lonzo, Ingram y Kuzma, están para el 2025. 

Los dejo. Hasta la próxima.